Un país insular del Pacífico le dice a Venezuela "Ese petrolero no es nuestro"

Un país insular del Pacífico le dice a Venezuela "Ese petrolero no es nuestro"


La nación insular de Palau dice que un petrolero que recientemente cargó crudo venezolano estaba usando una señal falsa para disfrazar su identidad, lo que podría poner al país del Pacífico en el punto de mira de las sanciones estadounidenses.


Palau pide a Venezuela que investigue el barco que el mes pasado dijo ser "Ndros". El Ndros era un barco con bandera de Palaos que fue desguazado en Pakistán en 2018, por lo que no podría ser el barco que apareció en diciembre frente a las costas de Venezuela, según una carta fechada el 16 de diciembre que el gobierno de Palaos compartió con Bloomberg.


"Parece que este buque afirma estar registrado en el Registro Internacional de Buques de Palau. Esta afirmación es falsa", dijo el Ministerio de Estado de Palau en la nota al Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela. "Por lo tanto, parece que el buque está usando una señal AIS falsificada para ocultar su verdadera identidad." La carta fue entregada a varias embajadas venezolanas, incluyendo la de Tokio, dice Steven Kanai, asistente especial del presidente de Palau en asuntos marítimos internacionales y relaciones exteriores.


El buque tanque que cargó en Venezuela utilizaba una práctica conocida como "spoofing", en la que los buques envían una señal con el número de registro de otro buque con arreglo al Sistema de Identificación Automática de la industria marítima, según el rastreador de buques Windward Ltd., con sede en Londres. De ser así, representaría una nueva táctica en las maniobras del gato y el ratón desplegadas por las empresas que comercian con petróleo con Venezuela en desafío a las sanciones de los Estados Unidos.


Venezuela continúa exportando crudo, incluso cuando las sanciones de EE.UU. han desalentado a la mayoría de las empresas navieras y comerciales de hacer negocios con Petróleos de Venezuela SA, o PDVSA. Los petroleros que van a Venezuela han utilizado una variedad de métodos que dificultan la detección, como apagar sus transpondedores, ocultar los nombres de los barcos pintados en los cascos o utilizar nombres falsos en los documentos de embarque.


Un funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela en Caracas dijo que no recibió ninguna comunicación del gobierno de Palau. El ministerio y PDVSA no comentaron inmediatamente si estaban al tanto de la falsa identidad de la nave que decía ser la Ndros.


El uso de la suplantación de identidad era en su mayor parte inaudito en América del Sur, dijo Dror Salzman, gerente de investigación de Windward, que utiliza la inteligencia artificial y las imágenes de satélite para vigilar el transporte marítimo en todo el mundo.


"Es una de las prácticas engañosas más avanzadas que se utilizan en la industria", dijo en una entrevista telefónica desde Tel Aviv.


Se puede hacer conectando al barco un equipo llamado radio definida por software, dijo Marco Balduzzi, investigador principal de la firma de seguridad cibernética global Trend Micro Inc. con sede en Tokio. El aparato, que tiene el tamaño de un libro, se puede comprar en línea. Las señales del satélite AIS no usan encriptación.


"La polícia es más que conscientes de que no se puede confiar sólo en las señales del AIS", dijo Balduzzi desde Bérgamo, Italia. "La tecnología está obsoleta y debe ser reemplazada ya que la vigilancia de los barcos es cada vez más importante para luchar contra el contrabando o para sancionar a los infractores".


El petrolero que atracó en Venezuela en diciembre afirmando ser el Ndros era en realidad el Calliop de bandera liberiana, dijo Salzman, citando datos de satélite recopilados por Windward. El Calliop también ha operado usando la señal del Acantilado Marino de bandera iraní, según Salzman.


Reuters había informado anteriormente que el Calliop enmascaraba su identidad como los Ndros.


El Calliop está registrado a nombre de Oderand Shipping SA, con sede en Hong Kong. Ship Management Services Ltd, también con sede en Hong Kong, figura como gestor de buques. No se ha podido contactar con ninguno de los dos para hacer comentarios.


Mientras tanto, el gobierno de Palaos sigue esperando una respuesta a la nota diplomática que envió a Venezuela, dice Kanai. La nación isleña a 600 millas al este de las Filipinas está tratando de llegar a través de otros canales, dijo.


Un buque que enarbole la bandera de Palau debe cumplir tanto con la legislación nacional como con la internacional, lo que llevó al país a tomar medidas, dijo Kanai.


Por Lucia Kassai (Bloomberg).

Más sobre:

Publicar un comentario

Ads
Ads

Ads Single Post 4

To Top